"En el hospital se omitieron varios procedimientos de rigor"

Tribunal Penal ratifica sentencia para médico y gerente de clínica por la muerte de una joven

El padre de la víctima lideró un proceso judicial en contra de la administración de la clínica Pichincha donde fue atendida su hija y otro en contra del doctor que la intervino

519

El recurso de casación interpuesto por el doctor Carlos Julio L., acusado por falta de atención en situación de emergencia a la francesa Charlotte Mazoyer, ha sido declarado por El Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia como improcedente.

Charlotte falleció en 2009 en la casa asistencial de Quito, tras sufrir una herida por un impacto de bala en el corazón a causa de un asalto en el sector de Guápulo. A pesar de que los agresores fueron detenidos, procesados y están cumpliendo una sentencia de 23 años de prisión, el padre de la víctima, Bernard Mazoyer, lideró un proceso judicial en contra de la administración de la clínica Pichincha en la que se atendió a su hija y otro en contra del doctor que la intervino, ya que no habría realizado la atención pertinente para salvar a la joven francesa residente en el Ecuador.

El doctor Carlos Julio L., insistió en la audiencia que intervino a la joven en base a conocimientos técnicos, respetando los protocolos de la casa asistencial y estuvo presto para cumplir con su servicio. “Soy culpable de haber sido fiel al juramento hipocrático“, declaró.

El fallo ratificó la sentencia de un año de prisión para López, la cual que fue emitida por el Tribunal Sexto de Garantías Penales de Pichincha, en abril de 2014, además una pena de un año de prisión para el presidente de la Clínica Pichincha, Francisco L. V. Durante el proceso, éste subrayó que jamás hubo problemas en la Unidad de Emergencia e indicó que el día en que murió la joven, él no se encontraba en la ciudad, pero que la paciente recibió toda la atención necesaria. Recordó además que ese día el personal trató de contactarse con el cardiólogo de cabecera, quien estaba en la playa recibiendo un tratamiento médico, pero no dejó un doctor delegado.

Los magistrados consideraron unánimemente que los recurrentes no justificaron los errores que se habrían cometido en la sentencia de la instancia anterior. Emiliano Donoso, abogado de la familia Mazoyer, apuntó que el fallo se ratificó porque el recurso presentado no fue bien fundamentado. “En el hospital se omitieron varios procedimientos de rigor“, declaró.
..Susana Calvo

Compartir
In this article