El HCAM es el único de la Red Pública y del Sistema Nacional de Salud que cuenta con cuatro programas activos de trasplantes

Ser donante de órganos puede salvar la vida de nueve personas

150
150

Cada 14 de octubre se celebra el Día Nacional de la Donación y el Trasplante, con el objetivo de tomar conciencia sobre la importancia de donar órganos para salvar vidas. En Ecuador siete entidades se encuentran acreditadas para realizar el trasplante de órganos. En este contexto, el Dr. Javier Bermúdez, coordinador de Trasplantes del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), habló con InfoSanitaria sobre el avance de esta intervención en Ecuador y en la entidad de salud.

Ecuador ha avanzado bastante en relación a los donantes, pues explica que en el 2008 se inició con una tasa de 1,2 donantes por millón, en la actualidad estamos por encima de los 4 donantes por millón.

Expuso que es complicado crecer a pasos agigantados ya que se requiere un fortalecimiento de los establecimientos de salud, de profesionales altamente capacitados  que no se forman de la noche a la mañana. “Como país nos ha costado muchos años el ir reclutando personas que vengan con conocimientos en trasplante y formar personal  a nivel nacional”,subrayó

El Dr. Bermúdez apuntó que el Hospital Carlos Andrade Marín es el único de la Red Pública y del Sistema Nacional de Salud que cuenta con cuatro programas activos de trasplantes. “Somos el único hospital que tiene un equipo de procuración dedicado al tema del seguimiento e identificación de potenciales donantes, contamos con equipos quirúrgicos exclusivamente para el tema de trasplante, es decir que están disponibles 24 horas 7 días, de esa manera siempre estamos en la capacidad de responder ante una alerta de un operativo de donación y trasplante”, comentó.

Señaló que está en camino el trasplante de progenitores hematopoyéticos, así como de implementar el trasplante cardíaco.

El galeno manifestó que en la actualidad han realizado 77 trasplantes: 56 renales, 12 de córnea, 8 hepáticos y un trasplante doble de pulmón. Mientras que en el HCAM se encuentran en lista de espera: 172 Renal, 16 hepático y 18 cornea.

Subrayó que las personas deben entender que estamos en el mundo por algo. “Estamos para servir, crear ciencia, para desarrollar y salvar vidas. Deber ser una meta convertirse en donante, no es un tema de tenerle miedo (…) “Es importante que la sociedad mantenga su condición de donante, eso genera mayor oportunidades para todos”

Se estima que un donante puede salvar la vida de al menos nueve personas, pues sus órganos como riñón, hígado, pulmón, córnea, piel, huesos, corazón, pueden servir a varios pacientes quienes están a la espera de una nueva oportunidad de vida.

Paciente trasplantado

Dr. Roberto Proaño, médico oftalmólogo, paciente del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), el 14 de agosto de 2018 recibió un trasplante de riñón. A sus 66 años de edad, le han realizado tres trasplantes. Cuenta que el primero fue a sus 48 años, tuvo que viajar a Madrid-España-por un trasplante hepático,pues en aquel tiempo Ecuador no estaba listo para realizar aquel procedimiento

El donante fue su hijo, días posteriores al procedimiento el órgano se necrosó y se dañó, mientras se encontraba en coma lograron encontrar un donante en este caso cadavérico. El mismo fue compatible con su organismo y lleva cerca de 18 años con el nuevo órgano. Pero los medicamentos que debía tomar por el trasplante hepático causaron daño en sus riñones, lo que ocasionó una insuficiencia renal.

El Dr. Proaño nos comenta que tuvo varias complicaciones a pesar de realizarse durante 2 años diálisis peritoneales. “La única opción era un trasplante de riñón, pero para el personal del hospital era la primera vez que se iba a realizar un segundo trasplante. El gran temor es que cuando introduces un órgano nuevo el anterior puede reaccionar y rechazarse,  entonces los médicos hicieron todo un tratamiento para bloquear esa posibilidad. Conseguimos el donante y ahora me estoy recuperando favorablemente”.  Confesó que esperó 5 años para conseguir el donante, pero agradece a los expertos por su aporte en todo el proceso que conlleva el procedimiento.

Al salir del hospital espera que el INDOT le otorgue la oportunidad de entrenar a chicos para montar en un año “el mejor banco de ojos en el país”, pues apuntó que quiere dejar un legado útil en el Ecuador.

…Redacción

In this article