Publicación de la OPS solicita ampliar el rol de las enfermeras en la atención primaria de salud

15

James Fitzgerald, director del Departamento de Sistemas y Servicios de Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), reveló “El envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades no transmisibles, que requieren cuidados durante toda la vida, evidencian la necesidad de ampliar el rol de las enfermeras y enfermeros en la región, donde constituyen la gran mayoría del personal de salud

Según una publicación realizada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ha pensado que ampliar el rol de los licenciados en enfermería en el primer nivel de atención ya que puede eliminar barreras de acceso a la salud y expandir los cuidados en áreas con escaso personal sanitario.

El documento publicado indica que el rol de enfermeras y enfermeros en la atención primaria enfermería puede desempeñar una función crucial a la hora de ampliar el acceso a la salud, en particular, en la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención, sin dejar a nadie atrás.

Allí explica que los nuevos perfiles profesionales como el de las enfermeras de práctica avanzada (EPA) pueden asumir más funciones, con autonomía, en los servicios de atención primaria de zonas vulnerables en las ciudades y en zonas remotas, así como contribuir a promover la salud, prevenir enfermedades y reducir muertes.

Han estimado que la escasez de personal sanitario en las Américas es de casi 800.000 profesionales. Informan que existe una distribución inadecuada del personal, quienes se concentran principalmente en las zonas urbanas y con más recursos económicos, mientras que la proporción de enfermeras por habitantes es desigual.

En comparación con Estados Unidos existen 111,4 enfermeras por cada 10.000 habitantes, en Haití es de 3,5. En la mitad de los países de la región, ese índice es menor o igual a 10,4, igualmente, en países como Australia, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda y Finlandia, las enfermeras licenciadas con una formación universitaria de cuatro a cinco años, ya asumen más funciones para satisfacer las necesidades de salud de los pacientes.

Señala que en América Latina,  no existe regulación ni formación para las EPA o nurse practitioner (enfermera autorizada para hacer diagnósticos, solicitar exámenes y realizar prescripciones médicas) en la atención primaria. La prescripción de medicamentos por parte de las enfermeras, uno de los componentes centrales de la práctica avanzada, sigue estando prohibida en muchos países. México cuenta con una regulación, relativamente reciente, que permite a las enfermeras prescribir medicamentos ante la ausencia del médico, y en situaciones de urgencia.

Silcia Cassiani, asesora en Enfermería y Técnicos de la Salud de la OPS ha señalado: “La ampliación del rol de las enfermeras licenciadas no pretende sustituir o reemplazar a ningún profesional sino complementarlo, y ampliar habilidades para aumentar la eficiencia, mejorar los resultados en salud y reducir costos de atención”

El documento publicado indica nueve pasos y actividades para implementar el rol de la enfermera de práctica avanzada en los países de las Américas, y sugiere que los gobiernos, las asociaciones profesionales, las escuelas o facultades de enfermería, las instituciones de salud y otros interesados, discutan, implementen y amplíen el rol de las enfermeras de acuerdo con la necesidad y el contexto de cada país.

Compartir
In this article