Este nuevo avance podría ayudar a los médicos a evaluar el riesgo de enfermedad en sus pacientes y guiar a los investigadores a desarrollar terapias más eficaces para prevenir o tratar la insuficiencia renal

Nueva prueba identifica pacientes con diabetes con alto riesgo de insuficiencia renal

417

Científicos del Centro de Diabetes de Joslin desarrollaron una herramienta que establece con precisión el riesgo de enfermedad renal en estadio terminal (ERT) en pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2.

Este nuevo avance, publicado en “Kidney International”, podría ayudar a los médicos a evaluar el riesgo de enfermedad en sus pacientes y guiar a los investigadores a desarrollar terapias más eficaces para prevenir o tratar la insuficiencia renal.

Anteriormente, los médicos se basaron principalmente en dos biomarcadores, la relación de albúmina a creatinina urinaria (ACR) y la tasa de filtración glomerular estimada, en la búsqueda de identificar a aquellos con mayor riesgo de insuficiencia renal y también para seleccionar a los pacientes para los ensayos clínicos.

El científico Andrzej S. Krolewski, autor del estudio, explicó que “la eficacia general y la rentabilidad de los ensayos clínicos dependen de las herramientas de diagnóstico utilizadas para inscribir a los pacientes del estudio. Si usted contrata a personas que no están en riesgo de progresar a ERT durante el período de ensayo clínico, el poder estadístico disminuye y no se puede probar nada”.

Para realizar esta investigación, los autores utilizaron datos de una población de pacientes con diabetes y enfermedad renal crónica (estadio 3 y 4) inscritos en estudios de seguimiento realizados por el Dr. Krolewski y su equipo en el Joslin Diabetes Center y seguido por cuatro a 15 años.

Utilizando una herramienta analítica denominada árboles de clasificación regresión (CART), el Dr. Krolewski y sus colegas encontraron que los valores específicos de dos biomarcadores, nivel circulante de TNFR1 y ACR combinados, indicaron alto riesgo de ERT. El equipo validó estos hallazgos en una cohorte de pacientes con diabetes tipo 2. Encontraron que la prueba pronóstica para la diabetes tipo 2 era similar a la del tipo 1. En general, el criterio de pronóstico compuesto tenía un valor de sensibilidad de 72% (valor de detección de riesgo) y un valor pronóstico positivo (detectando los que desarrollaron ERT en tres años) de 81%.

“Sorprendentemente, cuando usamos el receptor TNF para analizar el riesgo de ERT, el riesgo era casi idéntico para la diabetes tipo 1 y tipo 2. Esto implica que las etiologías son similares. Esta es una observación muy importante porque en la comunidad médica, la impresión es que la progresión a ERT en el tipo 1 es de alguna manera diferente a la del tipo 2. Como resultado, muchos ensayos clínicos no incluyen pacientes con el tipo 1”, indicó el Dr. Krolewski.

Asimismo, el equipo aplicó este criterio de inscripción simple a un ensayo clínico hipotético de 3 años para evaluar el impacto en la reducción del tamaño de la muestra mientras aumentaba el poder estadístico.

“Actualmente, alrededor del 80% de los pacientes en estos ensayos clínicos no proporcionan información útil. Si nuestro criterio se utiliza en la contratación de pacientes, no necesitará dos o tres mil pacientes para un ensayo clínico, sólo necesitará 400 pacientes”, añadió Krolewski.
..Diego Armando M

Compartir
In this article