Los participantes se reunieron en el parque El Arbolito, centro norte de Quito, desde donde emprendieron una marcha hacia la Asamblea Nacional

MSP y actores del Sistema Nacional de Salud entregaron propuestas al COS ante la Asamblea Nacional

169

Cientos de actores que conforman el Sistema Nacional de Salud que participaron en los diálogos nacionales para la construcción del Código Orgánico de Salud, COS, acompañaron este jueves 26 de octubre, a la ministra de Salud, Verónica Espinosa, a la entrega de los aportes ciudadanos para la formulación de este proyecto, al presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano.

Los participantes se reunieron en el parque El Arbolito, centro norte de Quito, desde donde emprendieron una marcha hacia la Asamblea Nacional. Allí fueron recibidos por el titular de la Asamblea y otros asambleístas miembros del la Comisión de Salud.

La ministra Espinosa estuvo acompañada por autoridades del Ministerio de Salud, MSP; Ernesto Carrasco, representante de la Federación Médica Ecuatoriana, FME; Joaquín Chaluisa, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Salud, OSUNTRAMSA; Andrés Sotomayor, presidente de la Red de Profesionales de Salud; Patricia Gavilánez, presidenta de la Confederación de Profesionales de la Salud; Julio Guerrero, delegado del Consejo Ciudadano Sectorial de Salud y Alexander Dávila, delegado del Comité Ciudadano Social de Salud. Todos ellos expresaron su complacencia y apoyo para la aprobación temprana de este nuevo Código de la Salud.

En su intervención, la ministra Espinosa, recalcó que se trata de un día histórico para todo el sector de la salud. “Estamos aquí señor Presidente para entregarle con humildad, con respeto, nuestros aportes, nuestros sueños, nuestras esperanzas que reposan en este Código Orgánico de Salud, para que ustedes puedan construir la mejor ley y complementarla con sus conocimientos. En sus manos, señor Presidente, y a través de toda la Asamblea Nacional, queda el futuro del Sistema Nacional de Salud”.

Además, la ministra le hizo saber al Presidente de la Asamblea, que esperará la aprobación temprana y rápida del nuevo COS “que significa dejar atrás una ley preconstitucional, neoliberal que nos tiene sujetados como sistema”, finalizó.

Por su parte, José Serrano, recordó que en los últimos diez años el sistema nacional ha dado un giro sustancial. “Sin lugar a dudas pudimos cometer errores; todavía tenemos que fortalecer el sistema y para eso justamente este Código integral de la Salud es fundamental… Nos vamos a jugar para que no dure solo cinco o seis años, sino que sea un Código que marque la nueva historia de la verdadera protección del derecho a la salud de nuestros compatriotas”, finalizó Serrano, quien a su vez se comprometió a tener listo el COS para el primer bimestre del 2018.

Ernesto Carrasco, representante de la FME, destacó que entre las reformas del nuevo Código está la disminución de la criminalización de la práctica de los profesionales de la salud. “Con el Código Orgánico Integral Penal muchos colegas fueron injustamente enjuiciados, estos casos hoy pueden terminar; el MSP va a ser el encargado de dirigir una investigación en los casos de denuncias contra profesionales de salud en la Fiscalía. Nunca más estaremos abandonados en manos de jueces, fiscales, peritos que no tienen ningún conocimiento de salud. Exigimos a las autoridades de la Asamblea Nacional que se aprueben las reformas a este COS que ha sido trabajado en conjunto con el MSP”.

El nuevo proyecto de ley tiene avances innovadores como la prioridad al tratamiento de problemas sociales como las adicciones, el embarazo adolescente y la violencia de género. Además, regula temas como la publicidad de bebidas alcohólicas, la reproducción humana asistida, la “Cesárea Innecesaria”; fomenta la lactancia materna; concibe a la salud mental como parte del derecho a la salud; y entre otros temas, prohíbe cualquier tipo de tortura o trato indigno a las personas en la atención en salud mental, y la oferta de servicios de cambio de orientación sexual.

Por primera vez en el país, se define la violencia gíneco-obstétrica, que consiste en someter a la mujer, en el curso de su embarazo, parto o puerperio, a maltrato, medicalización excesiva o interferencia con los procesos naturales, limitando su capacidad para decidir libremente.
..MSP

Compartir
In this article