En este evento más de 200 líderes políticos, representantes de la sociedad civil, academia y expertos de países de las Américas analizan los avances de las últimas cuatro décadas

Ministra de Salud Pública inauguró reunión de alto nivel sobre salud universal en las Américas

104

Este lunes, la ministra Verónica Espinosa, acompañada de la representante de la directora de la Organización Panamericana de la Salud y directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Carissa Etienne, inauguró el foro regional “La Salud Universal en el siglo XXI: 40 años de Alma-Ata”, en la búsqueda3 debatir y analizar entre los países miembros de la declaratoria de Alma Ata, los sistemas de salud con el fin de alcanzar la salud universal y promover que hasta el 2030, todas las personas tengan acceso y cobertura de salud.

En este evento, realizado en el edificio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), más de 200 líderes políticos, representantes de la sociedad civil, academia y expertos de países de las Américas analizan los avances de las últimas cuatro décadas, de la Declaración de Alma-Ata para alcanzar el ambicioso objetivo de “Salud para todos”.

La ministra Espinosa destacó que “es un honor para nuestro país ser la sede de este encuentro y de la conmemoración de los 40 años de la Declaración de Alma Ata, pues desde el Ecuador visualizamos a este instrumento como la principal garantía para el derecho a la salud de nuestros pueblos y el acceso a cobertura universal de la salud”.

“La constitución del Ecuador, aprobada en 2008, recoge algunos artículos que garantizan el acceso universal a la salud y se relacionan con la declaración de Alma Ata que ve a la salud como un derecho que se vincula al ejercicio de otros derecho como el acceso al agua, la alimentación, la educación, la cultura física, el trabajo, la seguridad social que sustentan lo que nosotros conocemos el Buen Vivir”, añadió la ministra.

Por su parte, la directora de la Organización Panamericana de la Salud invitó a los participantes a conformar un movimiento regional, con amplia participación de la sociedad, que permita poner en práctica el derecho a la salud universal. “Para lograr el mayor bienestar para nuestros pueblos y el ejercicio pleno de la salud necesitamos líderes que desarrollen movimientos fuertes. Les pido su compromiso colectivo y transparente para que la región de las Américas continúe siendo pionera en la defensa del derecho a la salud”, indicó Carissa Etienne.

Destacó que 40 años después de la declaratoria de Alma Ata, se han conseguido importantes avances en la región pero todavía queda mucho por hacer, y es imperativo hacerlo a través de innovadoras propuestas.
..Diego Armando M

Compartir
In this article