El 46% de posgradistas presentan signos de Síndrome de Burnout en Ecuador y el 52% tienen riesgo de padecerlo.

Médicos posgradistas mostraron su descontento en el foro realizado por el asambleísta Jorge Yunda

130
130

Representantes de gremios, federaciones, asociaciones, profesionales médicos, posgradistas formaron parte del conversatorio realizado por el asambleísta y miembro de la  Comisión Especializada del Derecho a la Salud, Jorge Yunda, con el fin de exponer sobre los ‘Derechos de los profesionales de la Salud’.

Jorge Yunda, señaló que como Comisión de Salud deben recoger todas las observaciones del trabajador del profesional de la salud en cuanto a sus derechos y  responsabilidades, que el médico realice su ejercicio sin temor, sin miedo de que  pueda estar inmerso en situaciones penales. Aseguró que los  profesionales de la salud no se prepararon para perjudicar ninguna vida de un ser humano, si no para ayudar a la sociedad.

En su intervención, el Doctor Ernesto Carrasco, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, expuso que actualmente los profesores del magisterio tienen todos los derechos de hacer cursos, actualizarse en conocimientos, rendir pruebas e ir adquiriendo nuevas escales salariales, a diferencia que los médicos que no lo tienen.  Señaló que este Código de Salud llama nuevamente con más detalles establecer los requerimientos necesarios para que la Carrera Sanitaria sea de alcance para todos los profesionales.Qué no se dé lo que pasa hoy que un médico empieza ganando 1.600 dólares y termina 30 años después ganando lo mismo al día de su jubilación, eso no es humano, no es permisible y esperamos se termine”.

Sobre el COS que se está analizando en la Comisión de Salud, subrayó que: “La ley no es mala hay que saber leerla“. Carrasco se solidarizó con los médicos posgradistas, además, manifestó que trabajará por ellos y por  todos los gremios del país.

El Dr. Christian Silva, presidente de la Sociedad de Médicos Posgradistas (SEMP), agradeció la apertura por parte de las autoridades de la Asamblea Nacional, en especial de Jorge Yunda. Silva expuso que en la primera encuesta realizada a médicos posgradistas donde participaron 635 médicos, el 80% de aquellos que tuvieron hijos durante el posgrado no se le respetaron los derechos de maternidad, paternidad ni lactancia, que solo el 45% de los encuestados se remunera el trabajo por medio de una beca y solo la mitad de los encuestados tienen acceso a la Seguridad Social. El 46% de posgradistas presentan signos de Síndrome de Burnout en este país y que el 52% tienen riesgo de padecerlo.

El procedimiento de posgrados implementado por el Sistema de Salud, contiene normas a cumplir las mismas que según Silva han ocasionado el descontento médico joven que busca especializarse, pues uno los elementos más importantes de esta norma es la ratificación del carácter de estudiante que se le da al posgradista, en torno aquello se realizan una interrogante: Si a los internos de medicina en su calidad de estudiantes se les reconoce una remuneración por el trabajo que realiza ¿Por qué al médico posgradista se le niega el reconocimiento de su labor asistencial?

Si no se nos remunera y se nos prohíbe trabajar de forma privada, el médico posgradista para cursar una especialidad debe tener una solvencia para mantenerse cuatro años con lucro cesante, nos preguntamos entonces ¿Está teniendo la especialidad médica un carácter elitista? Somos los médicos posgradistas quienes financiamos el aumento de plazas en especialidades médicas y quienes nos hemos convertido únicamente en mano de obra no barata si no gratis para el Ministerio de Salud Pública”.

Por su parte, Francisco Sánchez, miembro de la Asociación de Posgradistas (SEMP), indicó que el Sistema de Salud Nacional no ha reconocido la totalidad del esfuerzo físico y mental que están entregando a todas las unidades asistenciales docentes. “Se supone que se han acreditado mediante un proceso largo y supuestamente justo para ofrecer docencia, para formar a los nuevos especialistas de salud, muchos compañeros tuvieron que emigrar porque no encontraron las condiciones adecuadas para poder desarrollar su especialidad. Las unidades de Salud les han negado derechos tan básicos como un plato de comida después de 36 horas de largas jornadas y sin remuneración. No tienen protección de práctica médica, pues se les ha negado el derecho. Como es posible que en pleno Siglo XXI al médico se le considere en condición de esclavitud”.

Sánchez, señaló que no están exigiendo que se les regale a educación, si no piden que se mejore las condiciones de aprendizaje.

Dr. Víctor Álvarez, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha (CMP) comprometió al asambleísta Yunda, como médico y afiliado activo al CMP trabaje por los derechos de los posgradistas. Además, Álvarez brindó el apoyo del gremio médico y de los que conforman el mismo a la lucha por sus derechos a los médicos posgradistas.

Jorge Yunda, explicó que después del foro, todos los aportes serán llevados al seno de la Comisión de Salud y luego lo mantendrá y defenderá en el pleno de los 137 asambleístas. “Voy a pelear, no voy a dar el brazo a torcer en favor de la clase profesional médica y del pueblo ecuatoriano” finalizó Yunda.

…Carla Castillo A.

In this article