Se aconseja tener un consentimiento informado autorizado por el paciente antes de la cirugía y utilizar de forma adecuada su historia clínica

Los médicos empiezan a aplicar la “medicina defensiva” para evitar demandas

A los pacientes se les practican más exámenes y análisis para tener mayores evidencias físicas por si el médico debe enfrentar un eventual proceso judicial

664
664

Tal y como reconoce el presidente de la Federación Médica Ecuatoriana (FME), Armando Salcedo, hoy en día los médicos no sólo hacen uso de su instrumental básico, sino que además emplean otros dispositivos como grabadoras y cámaras mientras revisan a sus pacientes. Cada procedimiento que realizan queda registrado como medida de precaución ante posibles denuncias.

A esto se le llama ‘medicina defensiva’ y los médicos hacen uso de ella para poder defenderse ante posibles juicios por mala práctica profesional. A esto se le suman nuevos protocolos médicos o guías de atención, es decir, a los pacientes se les practica más exámenes y análisis para tener mayores evidencias físicas por si el médico debe enfrentar un eventual proceso judicial.
 En general, se refiere a ofrecer atención para reducir la amenaza de negligencia médica, en lugar de para mejorar el diagnóstico o el tratamiento. De hecho, un estudio reciente publicado en la revista BMJ indica que cuantas más pruebas y tratamientos indican los médicos para los pacientes, menos probable es que los demanden por negligencia médica.

Dora García, presidenta de la Asociación de Pacientes Renales pone de manifiesto que estos cambios afectan a la economía del paciente porque los servicios se encarecen. “Ahora toca hacerles de todo. Les pido exámenes clínicos, ginecológicos, urológicos e incluso neurológicos antes de agendar una cirugía. Hay que cuidarse”, comenta un traumatólogo de una clínica privada al que actualmente se le exige una indemnización de USD 253.000 por supuestas lesiones tras una operación de un tumor en la mano. Estuvo detenido y finalmente fue liberado tras presentar un recurso de hábeas corpus, pero desde entonces graba todas las consultas y va a proceder a adquirir un seguro de responsabilidad civil. El especialista, al igual que Dora García, reconoce que la ‘medicina defensiva’ perjudica a los usuarios de la salud, porque se incrementan los costos de atención.

La FME señala que las facturas suben hasta 300 dólares en análisis y exámenes adicionales, según la enfermedad. Su secretario, Alberto Narváez, indica que se hacen ecos, tomografías u otro tipo de examen solo cuando un procedimiento puede generar muchas dudas. “Los exámenes adicionales suben la factura médica entre 10% y 20%”. Buena parte de estos se realizan en los propios hospitales y clínicas donde son atendidos los pacientes. El Ministerio de Salud es el encargado de elaborar las normas, protocolos y procedimientos que deben ser cumplidos por los médicos y aquellos que no los acaten están cometiendo una “infracción en el ejercicio de las profesiones de salud”. Desde la vigencia del nuevo Código Penal en agosto del 2014, la Fiscalía ha registrado 248 denuncias por este delito. Al respecto, los galenos consideran que el riesgo no es igual para todos, sino que depende de la especialidad. En el país hay 7.278 médicos generales y 1.566 cirujanos generales.


Otro traumatólogo que trabaja en el Club de Leones (Quito), Gustavo Chiriboga, con la autorización de la persona a la que interviene quirúrgicamente, hace fotografías de las radiografías para mostrar cómo estaba antes de la operación y durante el procedimiento como medida de precaución. Él ya ha adquirido un seguro de responsabilidad civil, a través de la Federación Médica. “Hay personas que no siguen adecuadamente los tratamientos y cuando ya se complican vienen al doctor. Tras terminar con lesiones irreversibles culpan al médico”, señala.


En Ecuador acaban de afincarse dos firmas españolas dedicadas a la venta de seguros de responsabilidad civil. Una de ellas es Uniteco y su representante, Santiago Zumárraga, resalta la importancia del consentimiento informado autorizado por el paciente cuando se presenta una cirugía, a pesar de que la Ley de la Salud establece que el consentimiento del paciente no exime de responsabilidad del médico en casos de inobservancia de las normas o cuando se comprueba impericia e imprudencia médica, y aconseja utilizar de forma adecuada la historia clínica o cualquier hecho relevante que se relacione con el proceso.
..Susana Calvo

In this article