Según una investigación de la Universidad Johns Hopkin

Las personas con poliposis adenomatosa familiar desarrollan pólipos en el colon que tienen altas posibilidades de derivar en cáncer

Las personas con poliposis adenomatosa familiar (PAF) desarrollan pólipos en el colon que, de no tratarse, tienen altas posibilidades de derivar en cáncer.

127

Las personas con poliposis adenomatosa familiar (PAF) desarrollan pólipos en el colon que, de no tratarse, tienen altas posibilidades de derivar en cáncer.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins han publicado en la revista Science un artículo en el que describren tapetes bacterianos con cepas de Escherichia coli y Bacteroides fragilis en la mucosa del colon de personas con PAF. Lo más destacable es que estas dos cepas producen toxinas que, cuando actúan de manera coordinada, inducen la formación de tumores.

La cepa de B. fragilis, que pertenece al subtipo ETBF (B. fragilis enterotoxigénica), produce la toxina TBF que desencadena una cascada de moléculas y procesos. Este conjunto de moléculas y procesos, actúan sobre las células epiteliales del colon y tienen cierto poder cancerígeno.

El mecanismo de actuación de ETBF, está muy bien descrito en otro artículo del mismo grupo de investigación publicado en la revista Cell Host and Micobre.

Por otro lado, la cepa de E. coli identificada en pacientes con PAF expresa un grupo de genes (pks) que producen una sustancia llamada colibactin. Se ha comprobado que colibactin daña el ADN y da lugar a mutaciones.

Cuando las cepas Escherichia coli y Bacteroides fragilis actúan en sinergia, la probabilidad de desarrollar tumores se multiplica

Cuando ambas cepas actúan en sinergia, la probabilidad de desarrollar tumores se multiplica. Esto se comprobó mediante un experimento llevado a cabo en ratones. Este experimento lo explican, Dejea y sus colaboradores, en la revista Science. En este experimento, ratones propensos a desarrollar tumores (ratones modelo Apc) y colonizados por ambas bacterias (E. coli expresando colibactin y ETBF), muestran una incidencia de cáncer de colon y mortalidad más alta, que aquellos que solo fueron inoculados con una de las cepas de manera aislada.

El papel combinado de E. coli y ETBF induce la formación de interleucina-17 y produce daños en las células epiteliales del colon con rapidez.

Dado que la colonización bacteriana es previa a la tumorgénesis, el control de estas bacterias podría frenar la aparición del tumor.
..Redacción

Compartir
In this article