Allison de nacionalidad estadounidense y Honjo-japonés, recibieron el galardón

La inmunoterapia del cáncer gana el Nobel de Medicina

14
14

La inmunoterapia contra el cáncer es ganadora del Premio Nobel de Medicina. Los investigadores galardonados son James P. Allison y Tasuko Honjo, el premio fue otorgado por la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska.

Los investigadores descubrieron como ‘liberar’ dos frenos del sistema inmunitario que, en la práctica, servían de ayuda para la expansión del cáncer. Al controlar su acción, se consigue que las defensas del organismo combatan los tumores y se estimula su acción, lo que ha llevado a magníficos resultados en la lucha de algunos tipos de cáncer, como el melanoma o el cáncer de pulmón.

“Ha cambiado totalmente el modo en que vemos cómo afrontar la enfermedad”, ha mencionado la academia al anunciar el galardón. Han indicado que los tratamientos desarrollados gracias a los descubrimientos de ambos científicos consiguen espolear al sistema inmunitario para que haga frente a los tumores, lo que ha supuesto una revolución en las terapias contra el cáncer.

Allison es de nacionalidad estadounidense y Honjo-japonés, descubrieron como ‘liberar’ dos frenos del sistema inmunitario que en la práctica, servían de ayuda para la expansión del cáncer. Según ha señalado Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), los trabajos de los científicos han sido claves desde el punto de vista de la inmunología básica. “Sus descubrimientos han permitido el diseño de fármacos que hoy en día se usan en la práctica clínica para el melanoma y algunos tumores de riñón y pulmón, como ipilimumab, nivolumab o atezolizumab”, ha indicado.

Descubrimiento de las proteínas CTLA-4 Y PD-1

Los estudios de Honjo se centraron en la proteína PD1, que algunas células inmunitarias despliegan en sus membranas a modo de antena para reconocer a las células del propio organismo que no deben destruir. Las células tumorales se aprovechan de este mecanismo para exhibir en sus membranas otra proteína llamada PDL1, que indica a las células inmunitarias que no deben atacar. Una nueva generación de fármacos de inmunoterapia ataca precisamente las proteínas PD1 y PDL1 para desmontar este sistema de defensa del tumor.

Por su parte, las investigaciones de Allison se centraron en la proteína CTLA-4, que también modula el sistema inmunitario para no atacar tejidos del propio organismo. Mientras otros investigadores se basaron en los trabajos de Allison para buscar tratamientos para enfermedades autoinmunes, él prefirió aprovechar la proteína CTLA-4 para intentar mejorar el tratamiento del cáncer. Pese al escaso interés de la industria farmacéutica, Allison persistió en sus investigaciones hasta que se desarrolló el fármaco ipilimumab, que inhibe la proteína CTLA-4 y en el 2010 demostró su eficacia en pacientes con melanoma metastásico.

Dos años después, los primeros resultados de inhibidores de PD1 confirmaron la eficacia de este tipo de inmunoterapia para tratar el cáncer. “Los resultados fueron espectaculares, y llevaron a la remisión de la enfermedad a largo plazo y a la posible cura de pacientes con cáncer metastásico, un estado que anteriormente se consideraba imposible de tratar”, ha destacado la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska.

Dato

El año pasado los premiados con el Nobel de Medicina fueron los investigadores estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young por sus descubrimientos sobre los mecanismos moleculares que regulan los ritmos circadianos.

 …Redacción

In this article