La falta de diagnóstico en Hepatitis C puede provocar complicaciones como cirrosis y fibrosis hepática

90

La importancia de  la prevención y un correcto diagnóstico de las enfermedades infecciosas es un aspecto primordial para iniciar el tratamiento de los pacientes. En el caso de la Hepatitis C, el proceso diagnóstico engloba el diagnóstico de la infección por el virus. De esta forma se podrán determinar complicaciones y riesgos derivados como la cirrosis o la fibrosis hepática. Además, existen tratamientos muy eficaces y sin apenas efectos secundarios que curan prácticamente en su totalidad a quienes finalizan el tratamiento.

Si esta fibrosis es agresiva evoluciona a cirrosis, grado máximo de enfermedad hepática, con sus complicaciones y desarrollo de cáncer hepático

El Hospital Universitario de Canarias (HUC), a través de su servicio de Aparato Digestivo, ha llevado a cabo un trabajo de investigación en el que se estudia la prevalencia de fibrosis y cirrosis hepática en pacientes con presencia de anticuerpos frente al virus de la Hepatitis C pero sin prueba de ARN, que es la que confirma si hay infección activa tras la detección del anticuerpo positivo. Manuel Hernández Guerra, médico adjunto del servicio de Aparato Digestivo del HUC  y el jefe de este servicio, Enrique Quintero, han sido los tutores de la tesis doctoral realizada por la doctora Dalia Morales y que ha sido seleccionada en el Congreso de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado por su contribución científica.

El virus de la Hepatitis C es un virus con afinidad por el hígado donde provoca inflamación y con el tiempo fibrosis. Si esta fibrosis es agresiva evoluciona a cirrosis, grado máximo de enfermedad hepática, con sus complicaciones y desarrollo de cáncer hepático”, explica el Dr. Hernández. De ahí la importancia de que los especialistas realicen un diagnóstico adecuado, mediante un análisis de sangre que detecte la presencia de anticuerpos y determinación de carga viral.

Dr. Hernández: “Nuestra iniciativa y la de otros grupos de investigación va dirigida a facilitar el proceso diagnóstico y eliminar barreras desde el diagnostico, derivación y tratamiento del paciente”

En el caso de detectarse la infección, es necesario estudiar el grado de afectación hepática mediante pruebas que suele realizar el especialista. “Nuestra iniciativa y la de otros grupos de investigación va dirigida a facilitar el proceso diagnóstico y eliminar barreras desde el diagnostico, derivación y tratamiento del paciente”, aclara el doctor Manuel Hernández.

Para este estudio se evaluó a 457 pacientes con serología para virus de la Hepatitis C del área Norte de Tenerife, centrándose en aquellos que contaban con una serología positiva en esa cohorte y, más concretamente, los que tenían pruebas para evaluar el grado de fibrosis por test serológicos, explican desde el hospital.

Diagnóstico inadecuado
Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren en el mundo cerca de 400.000 personas por Hepatitis C, sobre todo por cirrosis y carcinoma hepatocelular. La OMS también señala que el riesgo de muerte por cáncer de hígado y cirrosis se puede reducir con antivirales, ya que pueden curar más del 95% de los casos de infección por el virus, aunque el acceso la diagnóstico y tratamiento sea limitado.

Tras un largo período de seguimiento, los investigadores observaron que casi la mitad de los pacientes evaluados no estaban diagnosticados de forma correcta. Esto es muy frecuente ya que la infección por virus de la Hepatitis C es una infección silente que no suele causar síntomas hasta el desarrollo de complicaciones como la cirrosis hepática o el cáncer de hígado. En España se estima que la prevalencia de esta infección se encuentra cerca del 1% de la población y estos pacientes no diagnosticados presentaban una prevalencia de al menos fibrosis significativa en la tercera parte de los investigados. Además tenían entre dos y cuatro veces más riesgo del desarrollo de fibrosis significativa y cirrosis a lo largo del tiempo.

Algunas de las estrategias desarrolladas por este servicio del HUC ante la falta de diagnóstico son las incorporación de alertas de Laboratorio en el área Norte de Tenerife y la implementación de un cribado en poblaciones de alto riesgo de infección

Cribado en poblaciones de riesgo
Además de realizar una evaluación adecuada de la patología, para el Dr. Hernández es fundamental evitar otros factores que puedan dañar el hígado, “como el consumo de alcohol a dosis tóxicas” y añade que “sin duda el proceso de la fibrosis se detiene si erradicamos el virus, tarea hoy en día fácil con los nuevos fármacos antivirales que logran la curación en la practica totalidad de los enfermos, con regímenes de corta duración y sin efectos adversos serios”.

Este servicio de Aparato Digestivo del HUC ha desarrollado varias estrategias ante la falta de diagnóstico, como son las incorporación de alertas de Laboratorio en el área Norte de Tenerife y la implementación de un cribado en poblaciones de alto riesgo de infección en los Centros de Atención a las Drogodependencias, con la colaboración de Salud Pública, mediante un novedoso test que facilita el proceso y con el que se pueda realizar un diagnóstico precoz a los pacientes en riesgo de progresión de fibrosis.
..Cristina Cebrián

Compartir
In this article