La belleza por encima de la salud

La arriesgada salud de una Miss, especialmente en Venezuela

La belleza y sus concursos suponen, en algunos casos, auténticos cambios físicos que tienen claras consecuencias con origen en fuertes presiones familiares.

547
547

La belleza y sus concursos suponen, en algunos casos, auténticos cambios físicos que tienen claras consecuencias con origen en fuertes presiones familiares. El Daily Mail llegó hasta la escuela más emblemática de Misses de Caracas, Venezuela, uno de los países más obsesionados con la belleza.

De Venezuela han salido seis Miss Mundo, siete Miss Universo, seis Señoritas Internacionales y dos Señoritas Tierra, todo un récord que no es producto solo de la naturaleza. En muchas ocasiones es la falta de recursos de muchas familias la que hace ver en la belleza de sus hijas una oportunidad para escapar. Las escuelas de Misses son un doloroso camino que recorren muchas mujeres para alcanzar alguna “corona”, nacional o incluso internacional.

Fábrica de Misses
Las niñas comienzan incluso con 12 años su carrera por las pasarelas, pueden comenzar con una operación de cirugía estética como el levantamiento de las nalgas o retoques en la nariz. Al poco tiempo, con 15 años, muchos padres regalan implantes de silicona para el pecho a sus hijas. El control de peso es estricto, y de hecho se llega hasta la toma de medidas extremas como puede ser la extirpación de parte del intestino para que el cuerpo absorba menos nutrientes. Otros casos, también extremos, para no subir la aguja de la báscula llegan hasta coser en la lengua una malla de plástico que haga doloroso comer alimentos sólidos al tener que masticarlos primero.

Las piernas largas y elegantes pueden darse también artificialmente, hay padres que inyectan hormonas a sus hijas a partir de los 9 años con el objetivo de frenar la pubertad y que sus piernas crezcan más de lo normal.

Las academias no son solo el lugar donde enseñan a las niñas a andar con tacones para lucirse en la pasarela, también hay clases para mejorar los modales o la dicción. Los métodos incluyen las recomendaciones de tratamientos hormonales y operaciones estéticas que, con la realidad económica de Venezuela, no siempre salen bien. Son muchas las alumnas, en realidad niñas, que tienen problemas en los quirófanos y acaban con graves problemas e incluso muertas. Las campañas de concienciación de los peligros de exponer a menores a ciertos tratamientos o cirugías estéticas son tan habituales como poco efectivas.

..Maria Granada

In this article