Los resultados de los estudios mostraron que el talco está asociado con un aumento del 33% en el riesgo de cáncer de ovarios

Johnson & Johnson condenada a pagar $72 millones por la muerte de una usuaria de sus polvos de talco

En su defensa, la empresa argumentó que varias agencias gubernamentales de Estados Unidos rechazaron la obligación de poner etiquetas de advertencia sanitaria en productos que incluyen talco

474

Una mujer de 62 años, residente en Alabama, murió el año pasado luego de haber utilizado los polvos de talco para bebés y otros para higiene femenina durante años. La familia aseguró que la empresa conocía los riesgos del producto pero no informó a los consumidores y el jurado condenó a Johnson&Johnson por fraude, negligencia y conspiración.

La empresa niega las acusaciones y está evaluando cuál será su próximo paso legal. Carol Goodrich, una portavoz de la empresa, comentó que el veredicto “va contra décadas de evidencia que prueban la seguridad del talco como ingrediente cosmético en muchos productos“. Para argumentarlo citó investigaciones de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (la FDA, que evalúa la seguridad de los productos) y el Instituto Nacional contra el Cáncer de este país, en las que se niega que los riesgos hayan sido probados.

En el juicio, los abogados de la acusación aportaron un memorándum interno de un consultor médico de la empresa de 1999 como evidencia que decía que “cualquiera que niegue los riesgos” entre el uso de talco y el cáncer de ovario sería percibido públicamente como aquellos que negaban el vínculo entre el tabaco y el cáncer. Según el consultor es un caso en que se trata de “negar lo obvio teniendo toda la evidencia sobre lo contrario“.

El talco es un mineral natural compuesto de magnesio, silicona, oxígeno e hidrógeno. En el juicio también se mostraron estudios realizados por Daniel Cramer, profesor de la Universidad de Harvard, el último de los cuales fue publicado en diciembre, cuyos resultados mostraban que el talco está asociado con un aumento del 33% en el riesgo de cáncer de ovarios. “La empresa conocía todos estos estudios, desde hace 30 o 40 años“, le dijo Smith al jurado.

En su defensa, la empresa argumentó que varias agencias gubernamentales de Estados Unidos rechazaron la obligación de poner etiquetas de advertencia sanitaria en productos que incluyen talco. De hecho la FDA convocó una audiencia de dos días sobre el tema en la década de 1990 y no encontró un vínculo entre el talco y el cáncer de ovarios.

En Estados Unidos hay un millar de casos pendientes sobre la misma cuestión pero ésta ha sido la primera vez que un jurado decide acordar el cobro de daños y perjuicios por una denuncia sobre los posibles efectos perjudiciales del talco. “Este caso es pionero y claramente el jurado ha visto las pruebas y las ha encontrado convincentes“, comentó Nora Freeman Engstrom, profesora de Derecho de la Universidad de Stanford. “El jurado se consternó ante el comportamiento de la compañía“, indicó, aunque dijo que es probable que la indemnización final sea menor tras el proceso de apelación.

Poca evidencia del riesgo
Algunas organizaciones especializadas, como la organización de apoyo a la investigación contra el cáncer de Reino Unido, Cancer Research, cree que la evidencia de un vínculo entre el uso del talco y el cáncer de ovarios es “todavía incierta”, ya que el vínculo no ha sido probado científicamente. “Incluso si hay un riesgo, es probable que sea bastante pequeño”, afirma la organización.

Ovacome, otra organización británica centrada en cáncer de ovarios, explica que las causas de esta enfermedad aún son desconocidas, pero son probablemente una “combinación de muchos factores genéticos y ambientales, no de uno solo como el talco“.

Señalan que este tipos de estudios pueden “tener sesgos” y que persisten dudas sobre los resultados A pesar de que en 2003, los resultados de 16 estudios con 12.000 mujeres mostraron que usar talco aumenta el riesgo de sufrir cáncer de ovario alrededor de un tercio, y que una revisión de estudios hechos en Estados Unidos con 18.000 mujeres obtuvo resultados similares para el uso genital, no general, de polvos de talco.

La organización argumentó que “el cáncer de ovario es una enfermedad rara, y un aumento de un tercio de un riesgo pequeño da un riesgo general pequeño“.
..Susana Calvo

Compartir
In this article