La idea es que persona que utilice este dispositivo y sufra esta enfermedad pueda realizar cosas cotidianas

Estudiante de la carrera de mecatrónica desarrolla un exoesqueleto para ayudar a pacientes con Párkinson

56

Gabriel Rivera Cárdenas, estudiante de la Universidad Tecnológica Equinoccial, de la carrera en Ingeniería en Mecatrónica, para culminar sus estudios está trabajando en su proyecto de tesis llamado “Diseño y construcción de un exoesqueleto para la mitigación de temblores involuntarios de pronosupinación en personas con Párkinson”.

La investigación me llama mucho la atención, en si; la carrera está enfocada a la zona industrial, pero debería estar enfocada a la ayuda humanitaria”, enfatizó Gabriel.

Gabriel lleva alrededor de siete meses desarrollando el proyecto, junto con su tutor, además de la ayuda del Doctor Fernando Alarcón, neurólogo especialista en Trastornos de Movimiento, fue la persona quien ayudó para que pueda avanzar con el proyecto y recabar información con 15 pacientes que tienen la enfermedad de Párkinson.

Existen dos tipos de temblor con el Párkinson, uno es el postural, cuando se realiza una acción como estirar los brazos y el segundo es el de reposo, en el que está diseñado el proyecto

La idea es que persona que utilice este dispositivo y sufra esta enfermedad pueda realizar cosas cotidianas como mover una olla de un lado a otro ya que reducirá de manera considerable sus movimientos involuntarios. Gabriel nos comenta que existen dos tipos de temblor con el Párkinson, uno es el postural, cuando se realiza una acción como estirar los brazos y el segundo es el de reposo (en el que está diseñado el proyecto), cuando la persona está descansando y comienza a temblar.

Este dispositivo se lo coloca en el brazo con bandas elásticas una pieza para el bíceps otra para el antebrazo y para la mano, como es un prototipo pesa entre un kilo 700 gramos hasta el momento está sobredimensionado hasta que sea validado pues debe descartar que cualquier carga externa afecte al dispositivo, después se puede hacerlo más estético y liviano.

Actualmente restringe únicamente un grado de libertad, la pronosupinación del antebrazo, que podría reducir el temblor en un 50% a 70%, el motor se energiza cuando el sensor aprecie los patrones de temblor eso pasa mediante bluetooth a la tarjeta contempladora y controla el motor.  El aparato es una Órtesis que sirve como un inmovilizador activo de dichos movimientos involuntarios, funciona con un sensor de código abierto que consta de ocho electrodos y un sistema inercial de 9 grados de libertad, el control del motor está diseñado mediante inteligencia artificial.

Cuando culmine el proyecto la idea de Gabriel es compartir los planos y tecnología de manera gratuita en el Internet, además después de sacar su título de tercer nivel quiere realizar un posgrado en Inteligencia Artificial.
..Redacción

Compartir
In this article