Las autoridades de salud, en un evento realizado en el cantón Quijos felicitaron a los profesionales de la salud que laboran en las direcciones distritales

En Ecuador se redujo la mortalidad materna por segundo año consecutivo

144
144

Por segundo año consecutivo, las provincias de Napo, Orellana y Pichincha (a excepción del cantón Quito), pertenecientes a la zona 2 del Ministerio de Salud Pública (MSP), alcanzaron el objetivo de Cero Mortalidad Materna, gracias a las acciones emprendidas a través de la Estrategia de Reducción de Mortalidad Materna y Neonatal bajando de 9 casos en 2015, a 2 en 2016 y 2 en 2017.

Las autoridades de salud, en un evento realizado en el cantón Quijos (provincia del Napo) felicitaron a los profesionales de la salud que laboran en las direcciones distritales que mantienen esta estadística tan positiva a través del trabajo directo con la comunidad, las madres gestantes y las mujeres en edad fértil dotando de información sobre este problema de salud pública que puede evitarse aprendiendo a reconocer las señales de peligro durante el embarazo y sobre todo realizándose al menos tres controles para detectar a tiempo posibles complicaciones.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 800 mujeres mueren cada día a nivel mundial, siendo las principales causas de mortalidad la insuficiente comprensión de las señales de peligro durante el embarazo, la falta de transporte, la inaccesibilidad geográfica y la falta de atención oportuna durante el parto y postparto.

En el Ecuador, a diciembre de 2017, se registraron 150 casos de fallecimientos de mujeres durante el embarazo, parto y post-parto, según la Gaceta de Muerte Materna del Ministerio de Salud. El mayor porcentaje de mortalidad materna por lugar de residencia se encuentra en Guayaquil, Samborondón y Durán, alcanzando el 23,33% de todos los casos (35 casos); seguidos por Santa Elena, Bolívar, Los Ríos y Galápagos con el 15,33% (22 casos).

Para dar respuesta a este problema de salud pública el MSP desarrolla líneas estratégicas para el mejoramiento de la calidad de la atención en sus establecimientos de salud; capacita al talento humano desde el primer nivel de atención (centros y puestos de salud) y controla el mejoramiento del equipamiento obstétrico.

Para el Gobierno Nacional reducir la mortalidad materna es un eje fundamental dentro de las políticas del sector social; por ello en el Plan Nacional del Buen Vivir “reducir la razón de mortalidad materna de 44,6 a 36,2 fallecimientos por cada 100 000 nacidos vivos a 2021”.
..MSP

In this article