Los ecuatorianos se infectaron en un viaje a la ciudad colombiana de Neiva durante las fiestas de fin de año

El Ministerio de Salud de Ecuador confirma dos casos de virus del Zika en Quito

Para evitar su propagación, se han intensificado las acciones de vigilancia epidemiológica y control vectorial, y se ha promovido la destrucción de criaderos y la autoprotección a nivel individual, familiar y comunitario

549
549

El pasado domingo 10 de enero, el Ministerio de Salud Pública de Ecuador confirmó los dos primeros casos del virus zika en el Ecuador, tras ser ratificados por laboratorio. Los pacientes son dos ecuatorianos residentes en Quito.

En un comunicado, la entidad declaró que “los pacientes, que son ecuatorianos y residentes en Quito, presentaron erupción cutánea (sarpullido), fiebre, prurito, cefalea, dolor generalizado en articulaciones, hiperemia conjuntival. Como parte del proceso de vigilancia epidemiológica se tomaron muestras de sangre que fueron enviadas al Instituto Nacional de Salud Pública e Investigación (INSPI). Se procesó la sangre para dengue y chikungunya, según el protocolo vigente, con resultado negativo para ambos y posterior resultado positivo para zika”.

Los ecuatorianos se infectaron en un viaje a la ciudad colombiana de Neiva durante las fiestas de fin de año, donde se han reportado 408 casos confirmados de zika. “Actualmente se encuentran recibiendo tratamiento en la ciudad de Quito”, indica el Ministerio, y aclara que en la capital no existe presencia del mosquito portador de la enfermedad, lo que significa que no hay posibilidad de contagio.

Los primeros casos del virus del zika en América Latina se detectaron en Brasil en mayo de 2015, donde se confirmaron oficialmente 16 casos. Los principales síntomas de quienes la padecen son similares al dengue o fiebre amarilla: fiebre, conjuntivitis, artritis transitoria (principalmente en las articulaciones pequeñas de las manos y los pies). La incubación del virus puede oscilar entre 3 y 12 días, pero la infección también puede presentarse de forma asintomática.

El Ministerio informó que, para evitar la propagación de la enfermedad, se han intensificado las acciones de “vigilancia epidemiológica y control vectorial y se ha incrementado la promoción de cambios de comportamiento enfocados a la destrucción de criaderos y autoprotección a nivel individual, familiar y comunitario”.

Recomiendan usar mosquiteros que pueden impregnarse con insecticida y utilizar repelentes y ropa que cubra las extremidades, así como evitar la acumulación de las aguas en donde pueden proliferar estos insectos.
>..Susana Calvo

In this article