El futuro de la FME es ser gremio y sindicato: es hora de transformar las organizaciones gremiales

Los médicos se han organizado en sindicatos y han mantenido sus Colegios en varios países: En Francia en 1892 se crea el primer sindicato de médicos, Uruguay, España (quizá con el mayor número de sindicatos médicos provinciales), también Argentina, México, Chile, Costa Rica, El Salvador, Italia, Colombia, etc.

310

Estimados compañeros médicos, este sábado una comisión discutirá la propuesta de reglamento interno de la FME. Es importante que los dirigentes provinciales hagan llegar al Dr. José Eras las recomendaciones o dudas que tengan para que él sea el portavoz de los dirigentes provinciales que no estarán presentes.

Un primer gran avance ha sido, el que la mayoría de dirigentes gremiales acepten la necesidad de que la Federación y los Colegios se transformen y combinen el rol de gremio con el de sindicato. El segundo avance es que se defina el cómo se fortalecerá el gremio, para lo cual se ha elaborado un reglamento interno, discutido por más de tres ocasiones.

La propuesta de fortalecimiento, que contiene el reglamento, en resumen es crear asociaciones sindicales integradas o adscritas a los colegios. En los lugares en los que hay asociaciones, núcleos o círculos cantonales con mayoría de afiliados cotizantes a los colegios se debe reformar los estatutos para que la organización se ampare en la Constitución, en el Art. 96 inciso segundo, que hace referencia a los niveles de organización y los Convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo-OIT y se adscriban de manera orgánica a los colegios.

Es necesario aclarar que lo que caracteriza a un gremio, a más de la promoción del desarrollo científico técnico y la protección de la práctica profesional, es el atributo legal que teníamos de regular la profesión: afiliación obligatoria, organizar concursos, sancionar médicos, conferir títulos. Estos cuatro últimos atributos gremiales fueron eliminados por resolución de la Corte Constitucional y son muy difíciles de recuperar, se necesitaría que la Corte Constitucional emita otro fallo revocando el anterior. Eso es poco factible que suceda, por lo que, debemos partir de la nueva realidad jurídico legal y no tener expectativas que un nuevo gobierno cambie el marco legal actual.

Lo que caracteriza a un sindicato es su capacidad de representar y no solo auspiciar las demandas de los socios y negociar mejores condiciones de trabajo y remuneración. Rol que actualmente está debilitada por las limitaciones de nuestro marco legal.

Según Armando Salcedo, anterior presidente de la Federación, hay que aprender de la experiencia de Argentina, Chile y Costa Rica, “en donde los médicos tienen dos organizaciones hermanas, el Colegio Médico y el Sindicato Médico. Son instituciones que van de la mano pero con directorios y presupuestos diferentes. Los colegios se encargan de lo académico y los sindicatos de la defensa gremial. Es un proceso que les ha tomado mucho tiempo, pero se trabajó en conjunto para hacerlo”.

Los médicos se han organizado en sindicatos y han mantenido sus Colegios en varios países: En Francia en 1892 se crea el primer sindicato de médicos, Uruguay, España (quizá con el mayor número de sindicatos médicos provinciales), también Argentina, México, Chile, Costa Rica, El Salvador, Italia, Colombia, etc.

La propuesta que contiene el reglamento interno, no es tener dos organizaciones paralelas, sino fusionar la nueva estructura sindical, que se creará, con la estructura gremial existente. Con esta estrategia se espera fortalecer a la FME y a los Colegios para poder tener la fuerza suficiente para cambiar las leyes que afectan nuestros derechos y nuestra dignidad. Si nosotros no organizamos sindicatos, asociaciones, círculos o núcleos registrados en el Ministerio del Trabajo adscritos a los colegios, otras organizaciones como la Red de Profesionales de la Salud gobiernista lo harán y seguiremos debilitándonos.

Debemos partir de la constatación que a pesar que logramos resistir a la política anti médicos y profesionales de la salud desarrollada por Alianza Pais aún somos débiles. Tenemos que buscar que las elecciones de las directivas de los Colegios tengan amplia participación todos los colegas como electores y elegibles, tenemos que lograr que los jóvenes médicos, explotados y maltratados, se vinculen a los Colegios y a la FME y eso no lo hará un decreto gubernamental (del gobierno que fuese) sino por la acción comprometida de los dirigentes y activistas de nuestra organización.

Solo conseguiremos alcanzar nuestros objetivos si logramos sintonizar nuestras posturas con las demandas de las bases, de los miles de profesionales que requieren organizarse, con los miles de médicos que viven extremas condiciones de explotación laboral, con los cientos de médicos perseguidos judicialmente, con las demandas de los internos rotativos y de los estudiantes de Ciencias Médicas.

El reglamento interno es un instrumento que permitirá el fortalecimiento del gremio. Si otros compañeros tienen otras propuestas o quieren hacer modificaciones debemos someterlas al debate abierto y franco. Aunque la propuesta de reglamento haya sido elaborada por una o más personas, los procesos en las organizaciones se construyen colectivamente y en democracia, no son de carácter personal. Hay que explicar a las bases como planteamos reorganizar y democratizar el gremio y dejar que sean los afiliados los que decidan si quieren o no tener organizaciones con mayor capacidad de lucha e incidencia.

Por lo anterior, hacemos un llamado a los gremialistas, a los dirigentes, a los activistas y a todos los afiliados a iniciar esta cruzada de fortalecimiento. El primer paso es organizar en todos las unidades de salud, distritos y cantones Comités de Defensa de los Derechos de los Médicos cuya misión fundamental sea la organización de las asociaciones sindicales adscritas, ligadas orgánicamente a los colegios.
..Federación Médica Ecuatoriana

Compartir
In this article