En la investigación se reclutaron a un grupo de 32 voluntarios, 18 delgados y 14 obesos, todos ellos previamente sedentarios

El ejercicio podría alterar bacterias del intestino

201

Investigadores de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) añadieron un nuevo e inquietante descubrimiento en este campo de la medicina: el ejercicio produce cambios en la composición y la cantidad de la microbiota.

En este estudio, publicado en la revista “Medicine & Science in Sports & Exercise”, los autores explicaron que sus hallazgos “sugieren que el entrenamiento físico induce cambios funcionales y de composición en la microbiota intestinal humana que dependen del estado de obesidad, independientemente de la dieta y contingentes a la sustentación del ejercicio”. Una buena noticia para los que están pensando en un nuevo regimen de salud para el 2018 pero no quieren renunciar del todo a algunos placeres en su dieta.

En la investigación se reclutaron a un grupo de 32 voluntarios, 18 delgados y 14 obesos, todos ellos previamente sedentarios y les pidieron participar en un regimen de seis semanas de entrenamiento de ejercicio supervisado, basado en la resistencia (3 días / semana) que progresó desde 30 a 60 minutos por día de intensidad leve hasta un entrenamiento de intensidad vigorosa.

Una vez concluida el regimen de ejercicio, los participantes regresaron a su estilo de vida sedentario durante un período de seis semanas. Los científicos se encargaron de tomar muestras fecales en cada momento del experimento para llevarlas al laboratorio y analizar la diversidad de microorganismos.

Si bien cada participante mostró cambios particulares, el experimento demostró que el aumento de ejercicio provocó el aumento de ciertos microbios asociados a la producción de sustancias conocidas como ácidos grasos de cadena corta, que están asociados a la reducción de la inflamación en el intestino y el resto del cuerpo. También se cree que esos microoganismos combate la resistencia a la insulina, un precursor de la diabetes.
..Diego Armando M

Compartir
In this article