En el encuentro de Quito participaron más de 200 líderes de la región en temas de salud

El 30% de la población en América Latina y el Caribe no tiene acceso a la salud

75

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reclama una ampliación de la cobertura en la región, al considerar que al menos el 30% de la población en América Latina y el Caribe no tiene acceso a la atención sanitaria.

Y es que así lo afirmó la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, en el marco de la inauguración en Quito de la reunión de alto nivel denominada ‘La salud universal en el siglo XXI: 40 años de Alma-Ata’ que durante estos días se ha celebrado en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en el norte de la capital ecuatoriana. El encuentro busca crear espacios de reflexión y de debate sobre el futuro de los sistemas de salud, así como forjar alianzas estratégicas para transformar los sistemas sanitarios que permitan alcanzar la salud universal en el año 2030, señaló la OPS.

La generación de alianzas es clave para lograr la salud universal sin dejar a nadie atrás”, dijo Etienne, e instó a “empoderar a las personas y a las comunidades” para que sean parte del cambio necesario para alcanzar la salud para todos.

En América Latina y el Caribe el 30% de la población no tiene acceso a la atención de salud por motivos económicos

Según la OPS, “la salud universal supone que todas las personas, sobre todo aquellas en situación de especial vulnerabilidad, no importa dónde estén, tengan acceso a una atención en salud eficaz y de calidad, y que estén protegidas de sufrir dificultades financieras en caso de necesitar atención en salud”.

Etienne precisó que, en América Latina y el Caribe, el 30% de la población no tiene acceso a la atención de salud por motivos económicos y el 21% no busca atención debido a barreras geográficas. Ante estas cifras, como indica la directora de la OPS, “ampliar la cantidad de personas con cobertura y acceso a la salud generará resultados positivos en la salud de la población, pero también progreso económico y prosperidad”.

Más de 200 participantes se dieron cita en la reunión La salud universal en el siglo XXI: 40 años de Alma-Ata’

La ministra de Salud de Ecuador, Verónica Espinosa, recordó que la declaración de Alma-Ata (Kazajistán) de 1978 recogió principios fundamentales sobre la atención primaria de salud. Coincidente con ello. “La Constitución del Ecuador garantiza la salud como un derecho” y su sistema de provisión integral del servicio se organiza con un “enfoque familiar, intercultural y comunitario, y que posiciona al usuario como punto central de la atención”, agregó.

En el encuentro de Quito, participaron más de 200 líderes de la región en temas de salud, incluyendo ministros de salud de los Estados Miembros de la OPS, líderes políticos y representantes de la sociedad civil y académica. A lo largo de las últimas cuatro décadas, la Declaración de Alma-Ata ha sido un eje para el desarrollo y adopción de políticas de salud para lograr el ambicioso objetivo de “Salud para todos”.
..Redacción

Compartir
In this article