Los eventos concluyeron con una feria de salud y un acto de reconocimiento de parte del MSP a las organizaciones que apoyan la aplicación de políticas públicas en el marco de los derechos sexuales y reproductivos de adolescentes en el país

Ecuador se adhiere a la conmemoración de la Semana Andina de prevención del embarazo en adolescentes

173
173

El Ministerio de Salud Pública del Ecuador realizó varios eventos locales y nacionales, en el marco de la Semana Andina de Prevención del Embarazo en Adolescentes, que tiene como objetivo sensibilizar a la población, proveedores de salud, maestros y tomadores de decisiones sobre el embarazo en adolescentes,considerado un problema de salud pública.

Los eventos concluyeron, en Quito, con una feria de salud en el parque La Carolina y un acto de reconocimiento de parte del Ministerio de Salud Pública a las organizaciones que apoyan la aplicación de políticas públicas en el marco de los derechos sexuales y reproductivos de adolescentes en el país.

El ministro de Salud subrogante, Carlos Durán, resaltó el trabajo de Plan Internacional; el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer – Guayaquil (CEPAM); el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA); el Centro de Apoyo y Protección de los Derechos Humanos (SURKUNA); Fundación Desafío; el Servicio para el Desarrollo Alternativo del Sur (SENDAS) y a la Red Ecuatoriana de Universidades Promotoras de la Salud y el Bienestar (REUPSB) a quienes comprometió a seguir trabajando, articuladamente, con el Gobierno Nacional en las metas planteadas para este tema.

La Encuesta de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT) determinó que en Ecuador 3 de cada 10 mujeres en edad fértil – entre 12 a 49 años- tuvieron su primera relación sexual antes de los 18 años. 4 de cada 10 adolescentes entre 15 y 19 años reportan haber tenido alguna experiencia sexual, de este grupo de adolescentes 18 de cada 100 ya han tenido un hijo.

La cifra se eleva cuando se trata de adolescentes de 10 a 14 años donde según ENSANUT (2012), 9 de cada 10 tuvieron su primera relación sexual con personas mayores a ellas; 8 de cada 10 de estos embarazos fueron producto de violencia sexual.

Carlos Durán explicó que “según la investigación Costos de Omisión en Salud Sexual y Reproductiva, presentada en el año 2017, el Estado invierte 67,8 millones de dólares en atender los casos de embarazo no intencionado (embarazo no planificado y no deseado). Esta cifra asciende a 331 millones de dólares, si estos casos se presentan en mujeres adolescentes de 10 a 19 años que – en muchos casos- por esta circunstancia deben abandonar sus estudios. El costo de atención de un embarazo no intencionado es 5.4 veces más alto que el monto de inversión en prevención”.

Bajo este contexto y en el marco de lo que establece la Constitución, acuerdos nacionales e internacionales, el Estado ecuatoriano se ha comprometido a proteger los derechos de adolescentes y jóvenes, a través de políticas públicas que permitan promover la inclusión, la igualdad y el respeto de los derechos humanos en el marco de salud sexual y salud reproductiva.

Desde este año, el Ministerio de Salud Pública ha fortalecido los servicios para adolescentes, partiendo de dos perspectivas: la amigabilidad y la inclusión. En este sentido, Ecuador es uno de los países piloto del estudio global sobre la Juventud y las Discapacidades; este proyecto busca garantizar la inclusión social y la igualdad de género. Adicionalmente, en este mes (septiembre) se presentó oficialmente el manual de Salud Sexual y Salud Reproductiva para personas con discapacidad, que contiene lineamientos prioritarios para la atención de las personas con discapacidad en todos los establecimientos que conforman el Sistema Nacional de Salud.
..Redacción

In this article