Estudiaron interacción entre factores genéticos que influyen en la hipertensión y los que tienen que ver con el estilo de vida

Descubren decenas de nuevas variaciones genéticas relacionadas con la presión arterial

114
114

Decenas de nuevas variaciones genéticas que afectan a la presión arterial, han sido descubiertas por una investigación que, financiada por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de Estados Unidos pueden abrir la puerta al desarrollo de tratamientos individuales para la hipertensión.

El hallazgo, del que se ha hecho eco The American Journal of Human Genetics, señala que además de descubrir 83 nuevas áreas genéticas relacionadas con la presión arterial, los participantes en el estudio confirmaron la existencia de hasta 56 áreas ya conocidas, y estudiaron la interacción entre los factores genéticos que influyen en la hipertensión y los que tienen que ver con el estilo de vida, en concreto el tabaco.

Como explica uno de los autores del estudio, Yun J. Sung, profesor asociado de bio-estadística en la Facultad de Medicina de la Universidad Washington (St. Louis, Estados Unidos) “es sabido que fumar eleva la presión arterial”, pero lo que él y sus compañeros de investigación hicieron fue confirmar si había una interacción posible entre ese factor de riesgo y los factores genéticos.

Realizaron pruebas en distintos puntos del genoma de más de 610.000 individuos

Para poder llevar a cabo el estudio, realizaron pruebas en distintos puntos del genoma de más de 610.000 individuos para poder determinar dónde ocurría la interacción. Descubrieron que algunos efectos de los genes sobre la presión arterial solamente “hacen acto de presencia” si existen determinados factores ambientales como fumar. Sin esas condiciones, la asociación de esos genes con la hipertensión pasaría desapercibida, señalan.

10 de las nuevas variaciones de genes descubiertas parecen tener mucho más impacto en los niveles de la presión arterial de los fumadores que en los de los no fumadores. Es más, en algunos casos la diferencia es de hasta ocho, dijo Sung quien, destaca que el hecho de haber tenido una muestra de estudio tan amplia ha permitido estos descubrimientos y hallar diferencias según el origen de los estudiados. “La mayor parte de la áreas ligadas a la presión arterial que ya se conocían se identificaron en individuos con ancestros europeos”, sin embargo, añade, “en nuestro estudio, muchas de las regiones nuevas fueron identificadas al analizar el genoma de individuos con ancestros africanos, lo que destaca la importancia de realizar estudios genéticos a poblaciones diversas”.

En futuros estudios los investigadores se proponen usar muestras mayores para investigar la influencia de otros factores ambientales en la presión arterial y el nivel de lípidos.

El Día Mundial de la Hipertensión se celebra el próximo 17 de mayo, y cuenta con el apoyo de más de 100 países de los cinco continentes.

 

In this article