Se estima que por cada muerte materna hay nueve mujeres que desarrollan una morbilidad materna severa

CZ6 realizó taller “Colocación del Traje antishock no neumático y Balón de compresión para manejo de Hemorragias Postparto”

619
619

La mortalidad materna cobra aproximadamente 800 vidas cada día en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La mayoría de las causas son evitables y prevenibles.

Las principales causas de muertes maternas son: hemorragias, sepsis y enfermedades hipertensivas del embarazo, las que se presentan en un 82%. Por este motivo y con el objetivo de disminuir muertes maternas y neonatales en el país, el Ministerio de Salud Pública ha trabajado en la implementación de estrategias para el manejo oportuno y adecuado de la atención obstétrica y neonatal.

Es por ello que la Coordinación Zonal 6 y el Hospital Vicente Corral Moscoso realizarán un Taller práctico denominado “Colocación del Traje antishock no neumático y Balón de compresión para manejo de Hemorragias Postparto” que se efectuará este jueves y viernes, dicha socialización tendrá la duración de ocho horas y está dirigido a ginecólogos, obstetras, residentes, enfermeras de los hospitales y centros de salud de Azuay, Cañar y Morona Santiago.

En estos talleres se involucra tanto personal de servicios e incluso personal administrativo para atender de manera eficaz y oportuna los casos de emergencias obstétricas, enfatizando las principales causas de mortalidad materna: hemorragia grave, hipertensión en el embarazo e infección que puede llevar a la paciente en estado de shock.

TRAJE ANTISHOCK NO NEUMÁTICO Y BALÓN DE COMPRESIÓN

Se estima que por cada muerte materna hay nueve mujeres que desarrollan una morbilidad materna severa. Es por esto que se intenta identificar de forma oportuna los cambios que evidencian un deterioro temprano en las gestantes y madres; por lo que se desarrolló el sistema de puntuación de alerta temprana de morbilidad materna (Score MAMÁ), con el objetivo de clasificar el riesgo obstétrico y precisar la acción necesaria y oportuna para la correcta toma de decisiones, mediante el uso de una herramienta objetiva.

El Score mamá es una herramienta que basada en la toma de signos vitales: frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, temperatura, estado de conciencia, presión arterial, saturación de oxígeno y proteinuria.

Se han implementado 2 estrategias para el manejo de hemorragias postparto:

Elaboración y colocación del balón de compresión: El taponamiento uterino como medida transitoria o definitiva para el control de hemorragia puede realizarse con el balón de compresión con una tasa de éxito mayor al 90%. Es un sencillo dispositivo que se arma con insumos que disponemos en las unidades de salud como: condón masculino, solución salina, suturas, equipo de venoclisis.

Uso del traje antishock no neumático: es una inversión de bajo costo, fácil de usar y que reduce el riesgo de muertes asociadas a hemorragia obstétrica. Es una prenda de neopreno ligero que se compone de cinco segmentos que se cierran herméticamente. El traje antishock no neumático aplica presión a la parte inferior del cuerpo y el abdomen ayudando a estabilizar signos vitales, además a mantener la circulación en órganos esenciales como corazón, riñones, cerebro y pulmones.

En el 2016 a nivel de Azuay, Cañar y Morona Santiago se entregaron 25 trajes antishock a establecimientos de salud priorizados por la atención obstétrica para manejo de hemorragias postparto con un costo de aproximadamente 80 dólares cada uno.

Según el Dr. Oscar Chango, gerente del Hospital Vicente Corral Moscoso el traje evita que a muchas mujeres se les saque el útero luego de sufrir una hemorragia post parto.

“Una vez que la persona se encuentre estable puede retirarse el equipo de la misma manera en la que fue colocado, en caso de recaída el traje puede volver a colocarse”.

DATOS ESTADÍSTICOS

Con la estrategia Alarma materna se atendieron 2430 emergencias obstétricas en el 2016 con una tasa de éxito de 99%.

Se cuenta con 278 Establecimientos de Salud entre primer y segundo nivel previstos con kits de medicamentos e insumos esenciales para atención de emergencias obstétricas y neonatales rotulados y codificados por colores. Asimismo se cuenta con ginecólogos-obstetras y neonatólogos-pediatras capacitados. El total de personal capacitado asciende a 3026 profesionales con un 94% en las 3 provincias de la zona 6.
..CZ6

In this article