Las deudas son en concepto de atención a pacientes derivados del sector público

Clínica Panamericana despide a 175 trabajadores porque Gobierno no paga deudas pendientes

Los guardias de seguridad de la Clínica en Guayaquil impidieron el paso trabajadores, enfermeras y auxiliares que se disponían a empezar su jornada laboral

483
483

La Clínica Panamericana despidió al 50% de su personal, a 175 trabajadores por falta de liquidez causada por la falta de pago por parte del Ministerio de Salud e Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, de deudas por concepto de atención a pacientes derivados del sector público.

El pasado sábado 20 de febrero, los guardias de seguridad de la Clínica en Guayaquil impidieron el paso trabajadores, enfermeras y auxiliares que se disponían a empezar su jornada laboral. Los guardias, lista en mano, les comunicaron que ya no formaban parte de la nómina de empleados de la clínica.

Publio Vargas, uno de los representante de la clínica, declaró que tuvo que tomar la determinación de despedir a 175 trabajadores dado que las cuentas del centro médico se han visto afectadas por no poder cobrar las deudas pendientes del Gobierno. “Tenemos bastantes deudas pendientes de cobrar de instituciones públicas”, acotó y agregó que la deuda ascendería a 10 millones de dólares.

Los ex trabajadores exigían el pago de los valores adeudados en una manifestación espontánea que se realizó en los exteriores de la clínica. Algunos de ellos señalaron que aún se les debía los salarios de diciembre y enero, y el pago del décimotercer sueldo.

Richard Espinosa, presidente del directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), comunicó el pasado lunes que la entidad no pagará nada a la Clínica Panamericana que exige la cancelación de cerca de $7 millones. “No le vamos a pagar porque en enero del año pasado se detectó una colusión entre la clínica privada y algunos malos servidores del Teodoro Maldonado donde se evidenció que pacientes que debían ser atendidos en el Teodoro fueron derivados a la clínica privada. Eso está en la Fiscalía y esperamos resultados“.

Espinosa insistió en que la clínica siguió operando a los pacientes del IESS pese a que el convenio con la clínica terminó en enero de 2014. “El argumento es que esos pacientes eran de emergencia, pero detectamos que eso en una mayoría eran cirugías programadas y no de emergencias. Ellos quisieron seguir atendido pacientes a la fuerza, sin que nosotros lo avalemos. Hay alrededor de $7 millones que salieron en la auditoría y que ellos no lo han justificado. El momento en que me justifique que sí hizo la operación y cumplió con los parámetros de utilizar por ejemplo medicina que está dentro del cuadro básico ahí les pagamos, de lo contrario no les pagamos ni un solo centavo. (..) La auditoría terminó y no presentaron los justificativos“.

Por último, el presidente del IESS advirtió que no se debe utilizar al personal médico para chantajear. “No vamos a dejarnos presionar, pido a los trabajadores que acudan con su carpeta a la dirección provincial de Guayas porque así lo dispuse vamos a evaluar, verificar perfiles y si la clínica de manera perversa los despide los vamos a acoger en el IESS y también he hablado con el Ministerio de Salud y también hablé con el Ministerio del Trabajo para ver que no se vayan en contra de los intereses laborales de nadie“.
..Susana Calvo

In this article