CISPEC UTE y Red Cochrane estudian sobre el tratamiento de fertilidad

39
39

Cinco académicos e investigadores de España, Perú y Ecuador de la Red Cochrane, han realizado una revisión sistemática de todas las investigaciones sobre el tema de tratamiento de fertilidad.

Andrés Viteri, investigador del Centro de Investigación en Salud Pública y Epidemiológica Clínica (Cispec) de la UTE y Centro Cochrane Ecuador ha explicado que lo están estudiando para descubrir si los vasodilatadores respaldan el uso en tratamientos de fertilidad y cuáles son sus efectos.

Cada vez son más frecuentes las parejas que utilizan tratamientos de fertilidad asistida para concebir un hijo. Entre la variedad de técnicas y métodos es muy común el uso de fármacos con la intención de incrementar las tasas de implantación y nacimientos. Uno de estos son los vasodilatadores, utilizados con la idea de dilatar los vasos sanguíneos y mejorar la receptividad y engrosamiento del endometrio (membrana que recubre el interior del útero) y favorecer la relajación uterina.

Es muy común el uso de fármacos con la intención de incrementar las tasas de implantación y nacimientos.

La Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, ha señalado que en Ecuador han nacido aproximadamente 1.100 bebés por técnicas de reproducción asistida des 1990 hasta el 2011.

Un endometrio delgado tiene un impacto negativo en el éxito de la reproducción asistida, por ende la importancia de estudiar el papel de fármacos en la reproducción asistida”, ha afirmado el experto. Además, ha indicado que el éxito de la reproducción asistida varía dependiendo de varios factores como la edad y peso de la madre; el número de embriones transferidos, el uso de gonadotropinas, el grosor endometrial y contracciones uterinas.

El Estudio

Los expertos encontraron 15 ensayos clínicos al 2017, con un total de 1.326 pacientes en los que se comparaba la administración de vasodilatadores versus un placebo o ningún tratamiento.

Los resultados no fueron prometedores. La primera conclusión, basada en la evidencia, mostró que los vasodilatadores probablemente tienen un efecto escaso o nulo en las tasas de nacidos vivos. “Es una conclusión que necesita más investigación ya que algo importante que encontramos es que solo tres de los estudios incluyen a nacidos vivos, el resto se detiene y reporta como exitosos los embarazos clínicos”, explicó Viteri.

La segunda conclusión a la que llegaron los expertos es que los datos muestran que los vasodilatadores probablemente aumenten la presencia de efectos secundarios en las pacientes. Estos efectos incluyen cefalea (dolores de cabeza), taquicardia, y sangrados; en comparación con placebo o ningún tratamiento.

Los investigadores han manifestado que su labor es seguir corroborando tratamientos e hipótesis para mejorar las prácticas médicas. De igual forma, ven la necesidad de realizar más y mejores estudios con poder estadístico suficiente para permitir evaluar cada tratamiento de fertilidad.

Conoce más sobre el estudio: https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD010001.pub3/full

Redacción

In this article