Nunca habíamos visto un efecto tan fuerte que haya durado varias semanas

Científicos consiguen revertir la dependencia del alcohol en modelos animales

Se inyectó a las ratas un compuesto que podría desactivar específicamente solo las neuronas relacionadas con el alcohol

290

Puede haber una manera de desconectar el impulso para el consumo compulsivo, según un nuevo estudio realizado en modelos animales conducido por científicos del Instituto de Investigación Scripps (TSRI).

Podemos revertir completamente la dependencia del alcohol dirigiéndonos a una red de neuronas“, dijo el Profesor Adjunto Olivier George del TSRI, que dirigió el estudio.

Los resultados, publicados en la edición del 7 de septiembre de The Journal of Neuroscience, se basaron en estudios anteriores que muestran que el uso frecuente de alcohol puede activar grupos específicos de neuronas. Cuanto más bebe una persona, más refuerza la activación en el “circuito” neuronal, que a su vez impulsa aún más el consumo de alcohol y la adicción. Es como si el cerebro crease un camino especial entre el alcohol y la recompensa.

Para el nuevo estudio, los investigadores estudiaron si había una manera única para influir en las neuronas que forman estos circuitos. En seres humanos y ratas, estas neuronas representan sólo un cinco por ciento de las neuronas de la amígdala central del cerebro.

El investigador asociado al TSRI, Giordano de Guglielmo, que fue el primer autor del estudio, encabezó el experimento en modelos de rata con dependencia al alcohol, las cuales fueron diseñadas para expresar una proteína especial que permitiese distinguir solamente las neuronas activadas por el alcohol. Las ratas dieron a los investigadores una posible nueva ventana a cómo se forman estos circuitos en el cerebro humano, donde las neuronas vinculadas con el alcohol son más difíciles de identificar sin el uso de marcadores proteicos.

A las ratas se les inyectó un compuesto que podría desactivar específicamente solo las neuronas relacionadas con el alcohol.
George dijo que se sorprendió al ver que estas ratas cesaron por completo su consumo compulsivo de alcohol, un cambio que se prolongó durante el tiempo que se controlaron a las ratas. “Nunca habíamos visto un efecto tan fuerte que haya durado varias semanas“, dijo George.

Los investigadores realizaron entonces el experimento una segunda y una tercera vez. En ambos experimentos, las ratas dejaron de beber compulsivamente.

Es como si se hubiesen olvidado de que eran dependientes“, dijo George.

Curiosamente, estas ratas siguieron siendo motivadas a beber agua con azúcar, lo que indica que los investigadores habían dirigido con éxito solamente a las neuronas activadas por el alcohol, y no al sistema de recompensa global del cerebro. Las ratas también parecían estar protegidas de los síntomas físicos negativos de la abstinencia del alcohol, como los temblores.

La nueva investigación también arrojó luz sobre las diferencias en el cerebro entre un consumo excesivo de alcohol ocasional y el consumo adictivo. En los modelos de rata no dependientes del consumo de alcohol, la desconexión de las neuronas ligadas al alcohol tuvo poco efecto sobre el consumo en el futuro – simplemente parecía que el cerebro activaba un nuevo grupo de neuronas, como si la trayectoria cerebral entre el alcohol y la recompensa no se hubiese establecido aún.

Los investigadores dijeron que el próximo paso será realizar un seguimiento de la formación de los circuitos neuronales activados por el alcohol en el tiempo y encontrar una manera de trasladar este trabajo a los seres humanos.

Es muy difícil apuntar hacia una pequeña población de neuronas en el cerebro, pero este estudio ayuda a aumentar nuestro conocimiento acerca de una parte del cerebro que todavía es un misterio“, dijo de Guglielmo.
..Susana Calvo

Compartir
In this article