El protocolo que incluye consultas ginecológicas y un seguimiento a los recién nacidos

MSP instaura protocolo de investigación de recién nacidos sospechosos de tener el zika

A los recién nacidos considerados como casos sospechosos se les toma muestra de laboratorio y se inicia un proceso de observación que incluyen consultas neurológicas y de oftalmología, entre otras

296

En el hospital Verdi Cevallos de Portoviejo, al igual que otros establecimientos del Ministerio de Salud Pública, se están tomando muestras de la placenta de la madre, del cordón umbilical y de sangre de la vena de recién nacidos para buscar el zika para determinar localmente la relación entre ese virus y la aparición de microcefalia y otras malformaciones congénitas.

El director médico de este hospital, Freddy Saldarriaga, declaró que hasta el momento se tienen alrededor de diez casos en los que se han tomado muestras para su análisis en laboratorio y han dado negativo, pero aún así se mantiene la vigilancia. Lo mismo ocurre cuando se detecta que al momento del nacimiento el perímetro cefálico (medida en centímetros del cráneo) está dentro del rango normal.

Sólo con el hecho de que la madre nos refiera que tuvo en el embarazo síntomas del zika, ya es razón para que nosotros tomemos toda las medidas y hagamos un seguimiento de ese niño desde antes de su nacimiento hasta cuando cumpla incluso los 18 meses de edad”, apuntó. El director también agregó que en Brasil se han detectado casos donde todos los parámetros y resultados han sido negativos, pero alrededor de los seis meses de edad los niños empiezan a presentar problemas de retardo en su desarrollo.

Saldarriaga señala que en el Ecuador se ha instaurado un protocolo que incluye consultas ginecológicas que permiten identificar a las gestantes que podrían tener el virus, y un seguimiento a los recién nacidos para verificar un desarrollo normal.

Julio Insuasti, responsable del servicio de neonatología del hospital, explicó que a los recién nacidos que se consideran como casos sospechosos se les toma muestra de laboratorio y se inicia un proceso de observación que incluyen consultas neurológicas, de oftalmología, y otras como el estudio de su desarrollo auditivo. En el caso de determinación de la normalidad o no en el perímetro cefálico, ésta se analiza en detalle tomando consideraciones como la edad de gestación, el sexo y otros.

El último informe de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con corte al 25 de agosto muestra el número de casos de microcefalia y otras malformaciones potencialmente asociadas con el zika: Brasil lleva 1.835 casos, seguido de Colombia con 29, Estados Unidos con 21.
..Susana Calvo

Compartir
In this article